¿Cuándo un Huerto de Calabazas es Más que un Huerto de Calabazas?


10/11/2018


Por: Sherri Gragg
 
Este año, Lanes Chapel espera vender hasta 6,000 calabazas, pero su huerto de calabaza es mucho más que diversión y juegos.
 
Octubre es el mes de la calabaza. Hay velas con aroma de calabaza. Donuts y muffins con sabor a calabazas. Incluso en Texas, donde todavía hay suficiente calor para usar pantalones cortos y chanclas, hay café con especia de calabaza en los escritorios y en los portavasos, en todo el estado. Este año, los estadounidenses gastarán una suma estimada de $ 575.26 millones de dólares en calabazas durante el mes de octubre.
 
Pero, ¿cuándo es un huerto de calabazas más que un huerto de calabazas? La respuesta es: cuando ese huerto de calabaza pertenece a la Iglesia Metodista Unida Lanes Chapel, Tyler. Entonces… un huerto de calabazas se convierte en una bendición.
 
Un Propósito Más Alto
Durante los últimos cuatro años, por cada día de octubre, Lanes Chapel ha ofrecido, a la comunidad, calabazas grandes y pequeñas con un propósito mayor en mente; el cien por ciento de los beneficios del huerto de calabazas alimenta los ministerios vitales de alcance. “El dinero se destina a ayudar a las personas necesitadas con los pagos de servicios públicos, el alquiler y las hipotecas,” dijo la Coordinadora del Huerto de Calabazas, Susan Thompson. Las ganancias también ayudan a abastecer los estantes de una despensa bimestral de alimentos y también ayudan a financiar todos los ministerios de la iglesia durante todo el año.
 
El año pasado, el huerto de calabazas de Lanes Chapel vendió más de 5,000 calabazas, lo que aportó $ 17,000 para los ministerios de la iglesia. Este año, esperan vender hasta 6,000 calabazas. Las ofertas adicionales, como el viaje en tren para niños pequeños, también llevan a las familias al huerto de calabazas de las áreas circundantes.
 
Una Relación de Confianza
Uno de los aspectos más hermosos del parche de calabaza es la asociación que Lane Chapel tiene con su proveedor. Pumpkin USA ha estado proporcionando calabazas para varios ministerios alrededor de todo Estados Unidos desde 1975. Cada tarde, Lane Chapel informa sus ingresos del día, del que reciben el 40 por ciento de las ganancias. Es una relación basada enteramente en la confianza. Al final de la temporada, todas las calabazas sobrantes se donan a los agricultores locales para alimentar al ganado o a los centros de rescate de animales. Este año, Lane Chapel donará sus calabazas restantes al Centro de Rescate Tiger.
 
La relación de Lane Chapel con Pumpkin USA también satisface las necesidades de los Nativos americanos en la reserva Navajo en Nuevo México, donde se cultivan las calabazas. En un área en la que el desempleo alcanza el 42 por ciento, Pumpkin USA emplea a más de 700 miembros de la nación Navajo durante la cosecha, además de un personal fuera de temporada totalmente Nativo.
 
“Hay personas necesitadas”, dijo Thompson, “nos ocupamos de nuestras vidas diarias y ni siquiera las vemos”.
 
Entonces, ¿cuándo es un huerto de calabazas algo más que un huerto de calabazas? Cuando Dios lo bendice para satisfacer las necesidades de sus hijos.